Archivo de la categoría: Software privativo

Por qué WeChat es superior a WhatsApp y Line, punto por punto

Desde que dejé de usar el ya extinto MSN/Windows Live Messenger (ahora integrado en Skype), no he sido muy amigo de volver a usar mensajería instantánea por diversas razones, y más cuando se trata de un dispositivo móvil en el que siempre estás localizable, a diferencia del ordenador, donde puedes estar o no. WhatsApp fue la primera aplicación de mensajería móvil que despuntó (que no la primera, y los motivos de su éxito aún se me escapan, especialmente teniendo en cuenta que es de pago), pero por su paupérrima seguridad, su falta de privacidad y su carácter de pago hicieron que nunca la instalara en mi smartphone, no actuando por inercia y actuando a contracorriente. Un tiempo después, y hace no mucho, empezó a sonar Line, una aplicación técnicamente bastante superior a WhatsApp, pero con una privacidad aún peor que la de ésta desde mi punto de vista, tampoco ha estado nunca presente en mi smartphone. Finalmente, he instalado una aplicación de mensajería en mi smartphone. Se llama WeChat y os expongo a continuación los motivos:

1) Es gratis: la mayoría de la gente, por desgracia, no se suele informar sobre lo que usa. Al descargar Whatsapp, ven que es gratuito y no se plantean nada más, no visitan la web ni ven en la opciones de la aplicación que efectivamente no lo es. Al pasar un año hay que pagar una cuota para poder usarlo. Es una cuota baja, sí, ¿pero por qué pagar existiendo mejores alternativas? ¿Y cuando se ha visto que haya que pagar por una aplicación de mensajería? Siempre es algo que ha sido gratuito.
Además, el método que lleva a cabo WhatsApp de cobrar selectivamente a algunos usuarios y a otros no para que todos no migren masivamente a otras aplicaciones me resulta moralmente reprobable. Me explico: la mayoría no va a dejar de usar WhatsApp al haberles ampliado el periodo de prueba gratuitamente, y que algunos de sus amigos sí tengan que pagar realmente no les supone un problema, que sí a los seleccionados para pagar a WhatsApp, que al seguir usando sus contactos la aplicación (y posiblemente sin usar alguna otra gratuita) se verán privados de unas comunicaciones y un servicio del que disfrutaban… Con lo cual, muchos acabarán no viendo otra alternativa posible que el pago.
Con WeChat, no hay que preocuparse por ningún coste nos vaya a suponer la aplicación, aunque podemos comprar si queremos emoticonos (mismo sistema que Line).

2) Chat de voz: en lugar de limitarse a los mensajes de texto (e intercambio de archivos) como WhatsApp, WeChat también posee una función de “walkie-talkie”, además de las llamadas como en Line. En el walkie-talkie de WeChat tienes que pulsar un botón a la vez que hablas, algo quizás menos cómodo que una llamada como las de toda la vida, pero también tiene la ventaja de que pueden participar más de dos interlocutores. Aún así, también tenemos la opción de llamada “clásica” entre dos personas.

3) Videollamadas: esta función es una clara ventaja con respecto a WhatsApp, y que WeChat  fue la primera de las tres aplicaciones en ofrecerla. Si tu smartphone no tiene cámara frontal también podrás usar esta función aunque evidentemente no será lo mismo, la persona que la que hables verá las imágenes provenientes de tu cámara trasera.

4) Funcionalidades exclusivas: puedes agitar el teléfono y conectar con otro usuario de WeChat que lo haga a la vez (esta opción también existe en Line), mirar alrededor para buscar gente cerca de ti, y lanzar o recoger mensajes en botella. Así, tienes la posibilidad de usar estas funciones para conocer gente nueva si quieres (si no, puedes no usarlas o incluso desactivarlas).
También dispones de un espacio llamado “Momentos”, donde podrás colgar fotos para compartirlas con tus contactos, que podrán comentarlas y darle a “Me gusta”. Es una función parecida al Timeline de Line, mientras que WhatsApp no posee una función de este estilo.

5) Privacidad: uno de los aspectos que más me gusta de WeChat es que guarda tu privacidad. No se añaden automáticamente tus contactos telefónicos a los de la aplicación, sino que WeChat detecta los que la usan y puedes añadirlos a tus contactos de WeChat. Pero lo interesante es que puedes activar la opción “Verificación de amigo” para que si alguien quiere añadirte a sus contactos no podrá hacerlo automáticamente, sino que en lugar de ello te enviará una solicitud de contacto que podrás o no aceptar, así no tendrías en esta aplicación de mensajería a ningún contacto indeseado, ni podrá hablarte directamente alguien a quien no hayas aceptado previamente (pueden darse el caso de gente que ni conozcas).
Puedes añadir a contactos intercambiar los números de teléfono si no te interesa, mediante el ID de usuario y el código QR personal (opciones también disponibles en Line). Y los contactos de WeChat que tengas por un medio distinto al número de teléfono no podrán ver tu número. También puedes buscar contactos de Facebook.
Tus contactos no sabrán cuando es la última vez que te has conectado (como en WhatsApp, aunque en iOS se puede desactivar, algo chapucero que sólo implementen la opción en un sistema operativo) o, peor, si has leído los mensajes que te han enviado (como en Line, y Facebook). Que nuestro interlocutor pueda saber alguno de estos datos es algo bastante intrusivo en nuestra privacidad, y con WeChat sólo nosotros decidiremos cuando y cómo, si queremos, hacerle saber que hemos leído su mensaje y responderle según el caso.

6) Totalmente configurable: puedes desactivar las funciones sociales (agitar, mensaje en botella, gente cerca), si quieres que no te encuentren mediante tu número de teléfono, activar o desactivar la vista horizontal (en Line no está disponible la vista horizontal, lo que lo hace increíblemente incómodos de usar en teléfonos con pantalla horizontal y teclado QWERTY, y algo molesto para usuarios que prefieren escribir con el teclado en posición horizontal), puedes configurar totalmente las notificaciones incluyendo el poder desactivarlas en un horario concreto (normalmente se usará para cuando solamos dormir), configurar tamaño de fuente, y más.

7) Permite cerrar sesión: a pesar de que puedes simplemente desactivar las notificaciones, tal vez prefieras en alguna ocasión simplemente desactivar WeChat por completo. Tienes para estas ocasiones la opción de cerrar sesión, y abrirla cuando quieras continuar usando la aplicación. En WhatsApp tienes que desconectarte de Internet para todo, o matar el proceso, aunque en el caso de grupos puedes desactivar las notificaciones de conversaciones concretas (8 horas, un día o una semana). En Line puedes desactivar las notificaciones en general.

8) Iniciar sesión en otro dispositivo: si, por ejemplo, te quedas sin batería en tu teléfono y quieres usar WeChat en el smartphone de otra persona, puedes cerrar su sesión y abrir la tuya introduciendo tu ID y contraseña. También puedes iniciar sesión en una tableta, por ejemplo.

9) Uso en el PC mediante web: WhatsAPP no puedes usarlo en el PC, Line tiene aplicaciones para Windows y MacOS X, pero puedes usar Wechat en tu PC mediante su aplicación web escaneando un código QR con tu móvil. Así no tienes que instalar ningún programa, y además puedes usarlo tengas el sistema operativo que tengas (Linux, BSD…), sólo necesitas un navegador.

10) Multiplataforma: WhatsApp está disponible para todas las plataformas móviles importantes (Android, iOS, Blackberry, Windows Phone, Symbian y S40). Line no está disponible para Symbian y S40 (aunque no sean los sistemas operativos móviles más populares hoy en día, siempre es una desventaja para los usuarios de estos y sus contactos). WeChat está disponible para todos las las plataformas móviles importantes y además en cualquier sistema operativo de PC, con lo cual es la única de las tres aplicaciones 100% multiplataforma (excluyendo sistemas operativos muy minoritarios y abandonados como Bada, y los nuevos Firefox OS, Sailfish, Tizen y Ubuntu OS, todos excepto el primero aún no comercializados, y que está por verse las versiones que tendrán estas aplicaciones).

11) Copia de seguridad de los contactos: puedes sincronizar tus contactos en la nube, así los recuperarás en caso de pérdida o robo, o si deseas iniciar sesión en otro dispositivo.

12) Emoticonos infinitos: además de los múltiples emoticonos disponibles y los que puedes descargar, puedes crear tus propios emoticonos a partir de imágenes, con lo que las posibilidades son infinitas.

13) Consumo de batería: algo que no pocos han criticado de Line es su consumo de batería, el de WeChat es mínimo.

Un pero que se puede poner a WeChat es que ocupa bastante más espacio en teléfono que las otras dos aplicaciones, algo que se explica por sus funcionalidades y opciones extra, aunque esperemos que lo optimicen un poco, especialmente pensando en usuarios de teléfonos antiguos con poco almacenamiento interno. El consumo de datos también es ligeramente superior (tampoco es alarmante). Una función que, al menos de momento, sólo podemos encontrar en WhatsApp es la difusión de mensajes (enviar un mensaje individual, no a modo de grupo, a varios contactos a la vez), aunque realmente sólo eso es muy poca ventaja.

Así que si eres usuario de mensajería móvil puedes ver que los motivos para usar WeChat son realmente muchos, con lo que no estaría de más darle una oportunidad y si te convence recomendarlo a tus amigos.

P.D: Aquí entran cuatro gatos y no es un blog que tenga ninguna repercusión, incluso llevo meses sin escribir, así que no penséis que me han pagado para escribir esto porque nadie es tan tonto como para hacerlo.

Anuncios

Cómo abrir los archivos winmail.dat en cualquier sistema

Es posible que alguna vez hayáis estado en la situación de recibir un mensaje por correo electrónico donde supuestamente hay adjunto un documento, una hoja de cálculo, un PDF o cualquier otro archivo. En cambio, lo que os encontráis es un extraño archivo llamado winmail.dat .

Pues bien, esos archivos son ni más ni menos que archivos codificados en formato TNEF, un formato privativo de correo electrónico usado por Microsoft Outlook y Microsoft Exchange Server para los adjuntos. Como siempre, Microsoft piensa en el bien de sus usuarios (nótese la ironía) en todo momento, y nunca mejor dicho, pues sólo los usuarios de sus clientes de correo electrónico podrán ver estos adjuntos sin más trámite que abrir el respectivo mensaje.

Si usas alguno de estos programas de Microsoft para gestionar tu correo electrónico, lo primero de todo es aconsejarte que lo cambies. Dando por hecho que usas el sistema operativo Windows, te recomiendo encarecidamente Mozilla Thunderbird. Si por cualquier motivo no quieres, haz un favor a los destinatarios de tus mensajes y envíalos en formato de texto plano, ya que los archivos winmail.dat se generan cuando se envían los mensajes con formato de texto enriquecido.

Ahora bien, si eres la víctima de uno de estos mensajes, te explico a continuación las distintas alternativas que tienes para abrirlos.

Mozilla Thunderbird

Tengas el sistema operativo que tengas, si usas este cliente de correo electrónico (algo totalmente recomendado si quieres un cliente de escritorio, excepto su usas GNU/Linux con KDE, por asociaciones de tipos de archivo y demás temas de compatibilidades por ser Gtk) estás de suerte ya que puedes disponer del método más cómodo para leer este tipo de archivos. Al igual que ocurre con Firefox, Thunderbird también dispone de complementos, y uno de ellos consiste en descodificar metadatos y adjuntos incluidos en archivos codificados en TNEF (los dichosos winmail.dat). Se trata de LookOut, y una vez instalado en tu Thunderbird, cuando recibas un mensaje de correo electrónico con un winmail.dat adjunto, además de ese archivo verás los demás adjuntos que contenga, sin necesidad de recurrir a un programa externo.

Microsoft Windows

Existen programas cuyo objeto es simplemente abrir estos archivos. Te recomiendo Winmail Opener por su sencilla interfaz (además, disponible en español), y lo puedes descargar de aquí.

Como nunca está de más tener más alternativas, también está Winmail.dat Reader.

GNU/Linux

Si prefieres abrirlos mediante un programa con interfaz gráfica, dispones del programa KTnef de KDE (aunque se puede instalar en cualquier entorno de escritorio como ya sabrás), y si usas el cliente de correo Evolution, podéis instalar el paquete evolution-plugins-experimental, que incluye varios plugins experimentales, incluyendo lector de archivos tnef. Además, podéis usar cualquiera de los dos programas mencionados para Windows (ambos funcionan bien sobre Wine).

Si lo vuestro es la línea de comandos, instalad el paquete tnef (supongo que estará disponible en los repositorios de cualquier distribución) y en el terminal correpondiente estando en la carpeta donde tengáis guardado el archivo winmail.dat escribid tnef winmail.dat .

Online

Si no queréis instalar ningún programa, existen varias páginas web que podéis usar de igual manera para abrir estos archivos: Winmail.dat Reader Online, MS-TNEF Degenerator y Winmaildat.com .

Android

En estos tiempos no es raro consultar el correo electrónico desde un smartphone, así que para teléfonos Android o con otros sistemas operativos capaces de ejecutar aplicaciones del sistema de Google, también está disponible un lector de archivos winmail.dat : Winmail.dat Extractor .

Descubre el lado oscuro de Google

Tras leer Desnudando a Google (en realidad no tuve que terminarlo para tomar la decisión) decidí que sin ninguna duda debía contribuir, en la pequeña medida que me es posible, a divulgar la información que contiene ese libro, obra de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña.

Como acertadamente dice el autor; “Si en Google lo saben todo de ti, ¿no crees que deberías saber algo más sobre ellos?“. Y es que el buscador Google posee en casi todo el mundo una ventaja devastadora ante la cuota de mercado de sus rivales. Y precisamente España es el país donde su cuota de mercado es mayor, un 97% de la misma. Pero Google no es sólo el buscador, hay muchos otros servicios muy implantados entre los usuarios: el correo electrónico Gmail, el navegador Chrome, la web de vídeos YouTube, Google News, el sistema operativo móvil Android, la tienda (de libros, películas y aplicaciones Android) Google Play, Google Maps (y su añadido Street View)… Son sólo los más conocidos, pero los de Mountain View ofrecen cientos de productos, entre los que también se encuentran Google Analytics, Picasa, Google Drive, Blogger, Google+ y un larguísimo etcétera. Si usas el buscador, Gmail, Google Chrome y dispones de un smartphone con sistema Android, Google lo sabe TODO de ti. Quizás deberías plantearte si esta situación te parece cómoda porque aunque la mayoría de estos servicios estén disponibles a cualquiera de manera gratuita, has de saber que aunque no lo hagas con dinero, estos servicios los estás pagando, y pueden resultarte muy caros.

Efectivamente, hay muchas cosas asociadas a Google que la empresa no quieren que conozcas. Toman la información de todo el mundo, incluso aprovechándose del trabajo de los demás y perjudicando sus intereses en beneficio propio, pero protegen celósamente la información interna de la compañía. Un tanto paradójico, ¿verdad?

Entre las páginas de este fantástico libro podrás descubrir cómo Google “fideliza” a sus empleados con prácticas que contienen peligrosas similitudes con las de las sectas; la relación y similitudes con la competencia (Microsoft, Yahoo, Mozilla, Apple, Facebook…), incluyendo la historia de cómo mordió la mano de quien le dio de comer para llegar a su posición dominante; cómo predican comportamientos éticos que luego ellos incumplen en cuanto tienen la mínima oportunidad de sacar beneficio (en mi pueblo se llama hipocresía, y es algo que personalmente odio); cómo usa su poder para conseguir cada vez más, de diferentes maneras, buscando acercarse cada vez más a una posición total de monopolio en Internet (con la importancia que el mismo tiene hoy en día en nuestras vidas); cómo se apoderan del trabajo de los demás para lucrarse a costa de ellos; cómo buscan todos los agujeros legales posibles para no pagar impuestos y llevarse el 99,9% de sus beneficios a paraísos fiscales, sacando el dinero de la economía de cada país, empobreciéndolo tras haberse enriquecido gracias a ellos (yo personalmente a eso lo llamo robar), ya que suficiente bien hacen ellos con pagar los sueldos y las cotizaciones a la Seguridad Social de sus trabajadores (¡según ellos hay que agradecérselo y todo!); cómo tienen un archivo personalizado de cada persona que usa sus servicios, con información lo más detallada posible, a la que sacan beneficio, y debes fiarte de su palabra acerca del uso que hagan de esa información (información que, en mi opinión, no deberían ni tener).

Como veis, son muchos temas espinosos los que trata Desnudando a Google, y esto es sólo una enumeración de los principales. Evidentemente, no voy a deciros que dejéis de usar los servicios de la gran G, ya que algunos de ellos son casi imprescindibles (y me refiero al buscador, Google News, Google Maps/Street View, los vídeos alojados en Youtube. Y no más), y cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero para decidir pienso que lo primero es estar informado, y la información que contiene en este libro es información que debe conocer cada persona que use Internet. Porque si usas Internet, de seguro usas Google y todo esto te afecta aunque no te des cuenta.

Próximamente (y no pongo plazos) haré un recopilatorio con alternativas a los principales servicios de Google (algunas son mejores, otras tienen el suficiente nivel como para sustituirlos, y otras no llegan), para quien le pueda resultar interesante.

Desnudando a Google, editado por Deusto, está a la venta tanto en papel como en formato electrónico. Sin duda lo recomiendo. Puedes leer el primer capítulo gratis y si te resulta interesante, te aseguro que el resto del libro lo es aún más. Dale una oportunidad y no te arrepentirás.

Steve Jobs, genio del marketing. Sin más.

Óscar Blanco vía nacion.com

<<SÓLO POR ACLARAR el mito de que fue un “inventor” y que le atribuyen cosas como PIXAR, el iPod, la primera tableta gráfica, el GUI (graphic user interface) de las Apple, el primer teléfono con pantalla táctil. Y con todo el respeto que merece un EMPRESARIO VISIONARIO y un ESPECIALISTA EN MARKETING tan magistral que ha creado un seguimiento a nivel de CULTO de los productos que vende APPLE:

1.- Pixar fue ADQUIRIDA por Jobs y otros socios a Lucas Films en 1986. Lucas Films fue la empresa que realmente la creó en 1979 en Lucas Ranch. George Lucas es el genio detras de PIXAR.

2.- El iPod es un invento Kane Kramer, Reino Unido, también en la fecha de 1979. Los mismo ejecutivos de Apple lo admiten. De hecho, el iPod no fue el primer reproductor de MP3, hubieron muchos, yo tuve uno incluso, de marca Rio (en ese entonces, de 16MB de memoria). Nota sobre la patente del invento original: http://www.slipperybrick.com/2008/09/apple-says-uk-guy-invented-the-ipod/

3.- El iPhone se dice que fue innovación por su pantalla táctil. Tampoco. Hubieron teléfonos de pantalla táctil mucho antes que el iPhone. En 1992 el Simon de IBM fue el primero: http://cdecas.free.fr/computers/pocket/simon.php

4.- Se dice que Bill Gates le robo el concepto de “desktop” a las computadoras de Apple. Pero Apple a su vez, se adueño de la tecnologia de GUI (graphic user interface – desktop, etc) al adquirir la tecnología llamada PARC que había desarrollado Xerox. De hecho, a través de los años tanto Apple como Microsoft se han copiado conceptos e implementado como propios en sus propios sistemas operativos. http://www.osnews.com/story/22325

5.- El iPad tampoco fue la primera tableta gráfica. En el 2001 Microsoft lanzo la Tablet PC. Un producto funcional, pero muy caro. Yo recuerdo claramente que me moría por tener una en ese momento, pero su precio era prohibitivo, lo que creo fue la razón de que no fuera popular y desapareciera. http://en.wikipedia.org/wiki/Microsoft_Tablet_PC

Steve Jobs no era un genio inventor, era un GRAN EMPRESARIO y un EXPERTO EN MARKETING magistral. Podía olfatear claramente como, no solo ofrecer artículos que apelarían a la gran masa, sino cómo crear toda una cultura alrededor de los productos que vende Apple, tanto asi, que son productos de CULTO. Dicen que el genio detrás del marketing que aplica Apple, es que ha identificado a su grupo meta, como uno de dos tipos de personas. El primer tipo, son los que no se esperan a navidad, abren los regalos antes, rompen el papel porque no les importa, tiran las cajas y empiezan a usar el producto porque lo quieren ya. Y esta el otro tipo, el que ataca Apple. El que espera hasta las 12:01 AM para abrir su regalo. Le encanta que venga envuelto perfectamente, no rompe el papel, lo quita y lo dobla, ¡y por ultimo saca su regalo con ojos llenos de ilusión y lo adora! De hecho, Apple se asegura que solo el envoltorio, sea el primer “regalo”. Debe ser perfecto, impecable, algo que puede servir para decorar un cuarto o una oficina, y así pues, obviamente, todo lo que venga adentro. Artículos de estatus, pues es parte de lo que vende esta gran compañía. El mejor ejemplo de la cultura de la Obsolencia Programada.

Jobs tiene mucho merito, muchísimo. Admiro su obra y su visión. Pero no era un inventor, era un empresario y un genio del marketing.>>