Archivo de la categoría: Software libre Windows

Por qué Telegram es la mejor aplicación de mensajería

Hace tiempo analicé por aquí punto por punto el por qué WeChat es superior a WhatsApp. ¿WeChat? Poco pudo conseguir Leo Messi y casi nadie se acuerda ya de esta aplicación que tanto éxito tiene en China, su país de origen. Sigue siendo una aplicación de mensajería instantánea mucho más completa que la mayoría, pero a la mayoría de usuarios le parecerá demasiado recargada, y no lista para usar desde el primer segundo. Esos factores de usabilidad unidos al factor de que no se convirtió en una aplicación viral, como otras, han condenado a WeChat al olvido.

También han pasado unos meses desde la fiebre que hubo por Telegram, la aplicación que nos ocupa en esta ocasión, aunque sigue manteniendo su lugar gracias, sin duda, a sus muchas virtudes y ventajas sobre WhatsApp y Line. Hay muchos artículos que las comentan, pero siempre se acaban dejando algo. A continuación intentaré recopilarlas todas:

telegram

1) Es gratis: no hay que pagar por instalarla ni ninguna cuota, y no incluye ningún tipo de publicidad. Antes de la llegada de WhatsApp, cualquier servicio de mensajería a través de Internet era gratuito (incluso la mayoría pensaba que WhatsApp lo era, pese a que en la propia configuración aplicación se ve claramente que no, y también en su web) y era impensable pagar por ello. Hoy se paga por WhatsApp, cuando curiosamente es la única (que yo conozca) aplicación de mensajería instantánea de pago, y no la mejor. Line también es gratis pero, sin embargo, recibimos periódicamente mensajes de promociones de Line y avisos de novedades y, aunque no emiten notificaciones y sólo se ven cuando el usuario entra a la aplicación, seguramente muchos preferirían no ver este tipo de cosas. A los creadores de Telegram, Nikolai y Pavel Durov, creadores también de VK (el “Facebook ruso”, con más de 100 millones de usuarios activos), les sobra el dinero y si lo necesitaran para mantener el servicio de Telegram recurrirían a donaciones, uno de los métodos de financiación por excelencia del software libre.

2) Es libre: la mayoría de la gente no sabe qué es el software libre. Aquí tenéis una entrada sobre ello que publiqué en su día, pero básicamente software libre es software cuyo código fuente significa que cualquiera puede leer, modificar y redistribuir este software y/o su código fuente original o modificado. Tanto los clientes de Telegram, como su API y el protocolo MTProto son libres. El software de los servidores aún no lo es, pero está anunciado que también será liberado. Que Telegram sea software libre implica que cualquier persona que sea leer código puede detectar si hay problemas de seguridad, puertas traseras o cualquier otra funcionalidad maliciosa o defecto indeseable para el usuario. También propicia un desarrollo más acelerado y productivo gracias a su desarrollo colaborativo: cualquiera puede desarrollar un cliente para Telegram. Si los creadores no crean un cliente oficial para tu sistema operativo o alguien desea crear uno más adecuado a sus gustos o necesidades, está en la libertad de hacerlo. De hecho, gracias a ello disponemos de clientes para prácticamente cualquier plataforma.

3) Es multiplataforma y multidispositivo: aunque sólo hay clientes oficiales de Telegram para Android, iOS y Windows Phone (Beta), gracias a que Telegram es software libre también disponemos de clientes para cualquier tipo de ordenador (Telegram Desktop para Windows, Mac OS X y GNU/Linux; Sigram para GNU/Linux; entre otros) y una versión web (Webogram, utilizable tanto en ordenadores sin necesidad de instalación como en smartphones con un navegador moderno, incluyendo Firefox OS). WhatsApp no se puede utilizar desde el ordenador. Line sí, pero no dispone de una versión web ni de versión para GNU/Linux (aunque se puede usar la de Windows mediante Wine).

telegram-webapp

4) Es seguro: la seguridad y privacidad son una característica fundamental, y en la que flaquea mucho WhatsApp, y desde su compra por parte de Facebook es menos apetecible que una empresa disponga de tanta información y poder sobre nosotros y nuestras comunicaciones. El protocolo MTProto utiliza un sistema de encriptación AES de 256 bits, el cifrado RSA 2048 y el protocolo criptográfico Diffie-Hellman. El 19 de diciembre de 2013, Pavel Durov anunció que daría una recompensa de 200 000$ en Bitcoins a quien fuera capaz de romper el cifrado de la mensajería. Por otro lado, existe la opción de crear chats secretos, cuyos mensajes no se almacenarán en los servidores de Telegram y sólo serán accesibles por los interlocutores, que además podrán eliminar mensajes (eliminándose en su dispositivo y en los de los demás interlocutores), programar su autodestrucción tras el periodo de tiempo que ellos establezcan. En los grupos en los que participes, sólo tus contactos podrán ver tu número de teléfono, permaneciendo este oculto a los demás participantes. La sede de Telegram se encuentra en Berlín, por lo que podemos estar tranquilos en cuanto a la cesión de datos a la NSA, al menos si no estamos en EEUU.

5) Basado en la nube: con la excepción de los chats secretos, tus contactos, conversaciones y los archivos compartidos en ellas  se almacenan en los servidores de Telegram. Esto implica que cuando uses Telegram desde otro dispositivo tendrás acceso a todas tus conversaciones y archivos compartidos. Igualmente, si cambias de teléfono o reinicias de fábrica el tuyo no tendrás que preocuparte de hacer una copia de seguridad del directorio de Telegram como sucede con WhatsApp. Este almacenamiento en la nube es ilimitado. En Line, las conversaciones se almacenan en la nube, pero cada vez que reinstales la aplicación en tu móvil se eliminará todo el historial sin poder evitarlo (personalmente no veo qué sentido tiene esto).

6) Puedes enviar cualquier tipo de archivo sin compresión: cuando envías una imagen “grande” a través de WhatsApp, la aplicación comprime la imagen, haciendo que pierda calidad, y lo mismo ocurre con los vídeos si exceden los 16 MB de tamaño (o tendremos que recortarlos si son muy largos). Telegram permite enviar vídeos de hasta de 1GB (podemos enviar incluso películas). Sí comprime las imágenes si las enviamos como tales, pero permite enviar cualquier tipo de archivo (tales como documentos, PDFs, aplicaciones, etc. de hasta 1GB), función que no permite WhatsApp, y usando esa opción también puedes enviar imágenes sin ningún tipo de compresión para que no pierdan calidad.

7) No es molesto: en Telegram puedes configurar las notificaciones a tu antojo. Puedes seleccionar en cada conversación (individual o grupal) si quieres que no te llegue ninguna notificación o que sólo vibre, además de poder personalizar el tono o el color del LED. También puedes silenciar a determinados miembros de los grupos. Muchos usuarios de WhatsApp sufrirán a amigos pesados o notificaciones constantes de grupos sin poder hacer nada, sólo silenciarlos un determinado periodo de tiempo tras el cual se volverán a activar las notificaciones automáticamente, silenciar el teléfono o desconectarlo de Internet. En Line puedes desactivar las notificaciones de las conversaciones que quieras, aunque con menos opciones al respecto como los tonos o la vibración.

telegram

8) Posibilidad de grupos más numerosos: Telegram permite grupos de hasta 200 participantes, frente a los 100 de Line y los 50 de WhatsApp. Es cierto que en día a día es difícil que usemos un grupo de tales magnitudes y que, si lo hacemos, nos resulten molestas las notificaciones (bueno, no en Telegram ya que podemos desactivarlas como hemos dicho en el punto anterior), pero puede ser útil a la hora de organizar algún evento multitudinario, por ejemplo, y nunca está de mal tener la opción.

9) Saber cuando el destinatario ha leído un mensaje: es algo que muchos usuarios demandan, que la marca de doble verificación indique si el destinatario ha leído un mensaje. Line también se dispone de esta característica, no así WhatsApp, donde la doble verificación sólo significa que se ha recibido el mensaje y no necesariamente se ha abierto.

Este último punto quizás no sea del agrado de todos los usuarios, aunque ciertamente es una característica común en muchas de las aplicaciones de mensajería instantánea. Me parecería más acertado que se incluyera esta característica pero también la opción de que los demás usuarios no vean cuando has leído los mensajes (y viceversa, para ser justos), y también que nadie pueda ver tu última conexión (la única función de WhatsApp que falta en Telegram tras haber añadido las listas de difusión).

También es de destacar la velocidad y fiabilidad del servicio de mensajería de Telegram, con servidores descentralizados alrededor del mundo. También es más ligero que sus competidores. Todo esto, con una inferfaz muy sencilla y similar a la de WhatsApp, algo que hace que cualquiera sea capaz de utilizar fácilmente Telegram desde el minuto 1.

Aprovecho para realizaros un enlace a un vídeo de ReviewsCJ comparando Telegram y WhatsApp. Muy recomendado el vídeo, aunque tiene unos meses ya y algunos comentarios están desfasados (como el de las notas de voz), y el canal.

Después de leer esto, seguramente tendrás pocas dudas acerca de cual es el mejor servicio de mensajería instantánea en la actualidad. Sí, ya sé que no la usan tantos contactos tuyos como WhatsApp, y que posiblemente entre contactos que tengáis Telegram usáis WhatsApp… ¿Por qué no pensárselo un poco y usar lo mejor en lugar de usar lo mismo de siempre por simple inercia? La verdad es que merece mucho la pena.

Cómo colocar la barra de menú bajo las pestañas en Thunderbird 17+ en Windows XP

A partir de la versión 17, en el excelente cliente de correo electrónico Mozilla Thunderbird han introducido un nuevo diseño en Windows: se elimina la barra de título, situándose en la parte superior de la ventana las pestañas, debajo de las cuales estaría la barra de menú (si elijes que se muestre).

En realidad, este nuevo diseño está pensado para no mostrar la barra de menú, ya que en la parte superior (no del todo) derecha de la ventana hay un botón desde donde se pueden desplegar todas las opciones que estarían en la barra de menú, estilo minimalista que tan de moda está. El problema está en que el diseño del botón no es muy intuitivo, y muchos no lo identificarán inicialmente como el botón de las opciones (aunque es igual que el de Chromium/Chrome, no entiendo la manía que tiene Mozilla de calcar el sobrevalorado navegador de la competencia), pero es posible elegir mostrar la barra de menú.

En Windows 7 se muestra en su posición correctamente, pero en el prácticamente obsoleto Windows XP por defecto la barra de menú siempre va bajo la barra de título. En este caso, al no haber barra de título, la barra de menú está en la parte superior de la ventana, algo horrible y, además, no muy funcional, puesto que si queremos arrastrar la ventana, por ejemplo, tendremos que hacerlo en la barra de las pestañas, que no sería la parte superior de la ventana.

Pero esto tiene solución. La más recomendable es dejar de usar Windows XP; pásate a GNU/Linux de ser posible, y si necesitas por algún motivo usar Windows, a no ser que tu ordenador no cumpla los requisitos de hardware, pásate a Windows 7.

“Coñas” aparte, la solución es la siguiente:

(Antes que todo, necesitas ver los archivos y carpetas ocultos. Para ello, dentro del explorador de archivos de Windows: Herramientas / Opciones de carpetas / Ver,  y ahí marcas Archivos y carpetas ocultos)

1) Ve a la ruta C:\Documents and settings\”tuusuario”\Datos de programa\Thunderbird\Profiles\”carpetadeperfil”\
(“tuusuario” debería el nombre de usuario que usas en Windows XP, y “carpetadeperfil” será una carpeta de nombre raro, normalmente la única que hay dentro de la carpeta Profiles)

2) En esa ubicación crea una carpeta que se llame chrome.

3) Dentro de la carpeta creada, con el Bloc de notas crea un archivo de texto llamado userCrome.css (la extensión debe ser .css no .txt) que contenga lo siguiente:

#tabs-toolbar {
-moz-box-ordinal-group: 10 !important;
}

#mail-toolbar-menubar2 {
-moz-box-ordinal-group: 20 !important;
}

Y listo, cuando abras Thunderbird verás la barra de menú en su sitio. Saldrá con un color gris un poco más oscuro del aparece en Windows 7 por lo que el tema no será 100% coherente pero tampoco choca demasiado, y vale la pena tener la barra de menú en su sitio.

¿Qué es el software libre?

Creo que hay demasiada gente que no conoce el software libre. Yo mismo hace unos años (tampoco tantos realmente) no sabía que existían diferencias entre el software gratuito o freeware y entre el software libre (cuando leía que un programa era gratuito y GPL no tenía ni idea de qué significaban estas siglas), y desgraciadamente esa es la realidad de la mayoría de las personas hoy en día. Digo desgraciadamente porque la informática se ha convertido desde hace un tiempo en un ámbito indispensable en nuestras vidas, y está presente en muchísimas facetas de las mismas. Las personas, los usuarios de software, deberían estar más informadas sobre un aspecto de tanta magnitud para conocer, al menos un poco, qué es y cómo funciona lo que tienen instalado en sus equipos informáticos (y también qué servicios de internet utilizan, pero ese es otro tema). Pero la pasividad y el desinterés son lo que predomina en este caso.

Pues bien, para tratar de solucionar esto, existe un vídeo (grabado para FLISOL, el mayor evento de difusión del software libre en España e Hispanoamérica, en su edición del año 2.009) muy ilustrativo (aunque poco conocido) donde Richard Stallman explica en un perfecto español cuales son los fundamentos y ventajas del software libre, a la vez que señala las diferencias existentes entre este y el software privativo. La verdad es que es una magnífica explicación, las explicaciones son muy completas y todo lo que dice siempre aporta algo nuevo, nunca se repite.
Antes de dejaros con el vídeo (con una duración total de 28:30, pero no se hacen largos) os dejo una chuleta para que no os perdáis con las cuatro libertades existentes en el software libre:

-Libertad 0: Ejecutar el programa como quieras.
-Libertad 1: Estudiar y cambiar el código fuente del programa.
-Libertad 2: Hacer y distribuir a los demás copias exactas del programa.
-Libertad 3: Hacer y distribuir a los demás copias de versiones modificadas del programa.

Como podéis ver, el software gratuito puede ser privativo (no libre) y el software de pago puede ser libre. Las diferencias residen en otros aspectos más importantes.

Richard Stallman, como creador de GNU (una de las aportaciones de software más importantes de la historia de la informática) y del software libre (increíble aportación no sólo al mundo de la informática sino también a la sociedad en sí) cuenta con mi más profundo respeto y admiración, aunque personalmente no estoy de acuerdo con él en ciertos aspectos en los que considero que es demasiado radical. Para él, usar software privativo, aunque sea en una cantidad ínfima ya es condenable. Yo creo que no es lo ideal, pero hoy por hoy casi todos no podemos pasar sin ciertos codecs privativos (para reproducir contenido multimedia), el Flash Player (esto no tardará muchos años en cambiar) o drivers privativos para ciertos dispositivos de hardware, y mientras no existan alternativas libres suficientemente estandarizadas no utilizar estos componentes de software privativo mermaría drásticamente las funcionalidades de nuestro equipo informático. En mi caso, creo que utilizar un 0,5% de software privativo en mi sistema es “perdonable”.

Aprovecho la ocasión para dejaros una y dos interesantes entrevistas de Richard Stallman en español.

Como extra, os dejo otro interesante vídeo. No abarca todas las perspectivas del tema pero es igualmente interesante:

Saca todo el partido a la barra de búsquedas de Firefox

En esta entrada no voy a hablar de trucos “especiales” ni nada por el estilo, sino de una de las principales características del navegador Firefox que, a pesar de su gran utilidad, muchos no usan, o le dan un uso ínfimo en comparación con su potencial. Incluso hay quien dice que es más cómodo que la barra de búsqueda de integre en la barra de direcciones, como en Chromium y derivados. Bien, esto puede ser si quieres limitarte a buscar sólo en Google (o Bing, o el motor de búsqueda que elijas), pero de este modo no aprovecharías todo el potencial que ofrece Firefox actualmente (y esperemos que siga así) y la productividad que ello supone.

Para empezar, el caso más “grave” que conozco es que hay gente que mientras está navegando por alguna web y quiere buscar algo en Google, va hasta la web de Google y una vez allí escribe la búsqueda que desea realizar. Señores, a la derecha de la barra de direcciones donde escribes http://www.google.es (o google.loquesea) puedes escribir directamente tu búsqueda, pulsar Enter y aparecerán los resultados directamente. Mucho más fácil y cómodo.

Pero bueno, eso es lo más básico. En esta barra de direcciones, puedes tener varios motores de búsqueda, y al pulsar sobre el icono del mismo (a la izquierda en la barra) aparece un menú desplegable con los motores de búsqueda que tienes guardados. Normalmente, Firefox trae de serie los motores de búsqueda de Wikipedia en tu idioma, Twitter, diccionario, eBay (este no funciona y lo siguen incluyendo), creo que Yahoo y alguno más. Pues bien, en cada momento puedes cambiar el motor de búsqueda para buscar con el que te interese en ese momento. Por ejemplo, cuando quieras buscar en la Wikipedia no hace falta entrar en http://www.wikipedia.org y escribir tu búsqueda en la web, sino que puedes hacerlo desde la propia barra de direcciones.

En algunas webs, como YouTube, Wikipedia (en inglés u otro idioma que quieras añadir), Grooveshark o el traductor de Google (entre otras) al abrir el menú desplegable aparece un botón debajo de tus motores de búsqueda con el que puedes añadir automáticamente el motor de búsqueda de esa web a tu navegador Firefox. Muy cómodo. Y realmente la posibilidad de buscar en estos sitios (u otros que tú utilices) desde la barra de búsquedas es muy útil, y te ahorra tiempo a la hora de consultar muchas cosas.

En el botón Administrar motores de búsqueda… del menú desplegable puedes ordenar tus motores de búsqueda, eliminar los que no quieras y también dispones del enlace Obtener más motores de búsqueda…, que te lleva al apartado de motores de búsqueda de la web de complementos de Firefox, donde puedes buscar y añadir motores de búsqueda que no aparezcan para añadir automáticamente.

Una cosa que sí os puede ser útil es cambiar el motor de búsqueda incluido normalmente por defecto en Firefox por el de vuestro país. El motor que viene es el de Google.com y, aunque normalmente redirecciona a Google.es (en mi caso) no todo es igual que si buscaras directamente usando el motor de búsqueda de tu país. Por ejemplo, al hacer una búsqueda y ver los resultados de Google Shopping los resultados aparecen en dólares y no adaptados a tu zona geográfica. Para cambiarlo, podéis entrar en la web de Mycroft Project, donde tienes disponibles los motores de búsqueda de Google de cada país, además de variantes como la de buscar sólo resultados en español. Una vez añadido el nuevo motor de búsqueda, podéis eliminar el que viene de Google por defecto para evitar confusiones.

¡Espero que os sea de utilidad y saquéis el máximo provecho de esta funcionalidad!