Archivo del sitio

GMX Mail, un servicio de webmail a tener muy en cuenta

Actualmente, existen tres servicios de webmail que son los que usan la gran mayoría de los usuarios. Se trata de Yahoo Mail, Gmail y Hotmail/Outlook. Aquí tenéis disponible una comparación de los principales servicios de webmail. La verdad es que los tres ofrecen, en mayor o menor medida, un buen servicio, pero tienen sus defectos y que sean los más populares no quiere decir que sean los mejores.

De entre los tres, el que más recomendaría es Yahoo Mail. Tiene almacenamiento ilimitado, POP3, IMAP y SMTP gratuitos, interfaz agradable… Las únicas pegas que le pondría es que sólo ofrece 25 Mb para archivos adjuntos por mensaje (que es lo mismo que Gmail y Hotmail/Outlook, por otra parte) y que si intentas accedes con un navegador poco popular (por ejemplo, Qupzilla) tienes que usar la versión antigua de Yahoo Mail. Ningún defecto importante, la verdad es que mi valoración es bastante buena.

Sobre Hotmail/Outlook (para quien esté perdido, se ha llamado toda la vida Hotmail pero ahora lo han rediseñado al estilo Metro de Windows 8 y lo han renombrado a Outlook, que pronto sustituirá completamente a Hotmail), es el servicio que he usado durante muchos años, y no está mal, pero procuro huir lo máximo posible de cualquier cosa que venga de Microsoft. Además, el diseño de Outlook, aunque no es feo, no me termina de convencer por su estilo minimalista. Un defecto importante es que no ofrece IMAP de manera gratuita.

GMail es el que sale peor parado, y nunca entenderé por qué está en auge y tan de moda. Ofrece algo distinto en el sentido de que agrupa los mensajes por conversaciones, lo que puede ser útil para ciertas cosas (sin pasarse tampoco, que de toda la vida las respuestas a los mensajes de correo electrónico han incluído los mensajes anteriores), pero estás sirviendo en bandeja a Google tus mensajes de correo electrónico para que escaneen y almacenen toda la información que contengan. Supuestamente es por tu bien, para ofrecerte publicidad que te interese, pero a mí particularmente no me interesa ningún tipo de publicidad ni quiero que nadie más que los destinatarios de mis mensajes tengan acceso a ellos. Además, GMail no ofrece almacenamiento ilimitado (“sólo” 10 Gb) y la interfaz es fea para mi gusto.

Dicho esto, Yahoo Mail sería una opción muy buena para usar como correo electrónico, pero, como dije antes, no por ello es la mejor.

GMX es el servicio de webmail de United Internet, empresa alemana cuyo servicio más popular sea probablemente 1&1, para crear páginas web fácilmente. Existen dos servicios GMX: uno es el alemán, bastante usado tradicionalmente en su país, aunque con prestaciones más limitadas (supongo que al no necesitar captar a la mayoría de los usarios no ofrecen más de lo necesario); y otro es el internacional, que cuenta con varios dominios (.com, .es, .fr, .co.uk, etc.) y soporte a tres idiomas (inglés, español y francés). El servicio Mail.com fue también adquirido por GMX.

GMX ofrece almacenamiento ilimitado de mensajes, el doble de tamaño para archivos adjuntos que los demás servicios comentados (50 Mb por mensaje), y además ofrece un servicio de almacenamiento en la nube de 2 Gb de forma gratuita.

El webmail de GMX utiliza la interfaz libre Qooxdoo, cuyo funcionamiento es bastante similar a la de los clientes de escritorio de correo electrónico y, la verdad, es que es bastante cómoda, funcional y personalizable. Además, con GMX no tienes que temer por tu privacidad ya que sólo tú y tus destinatarios tendrán acceso a tus mensajes.

GMX dispone de un recolector de correos muy útil para recibir en tu cuenta GMX mensajes de otras cuentas externas de correo electrónico y puedes crear hasta 10 direcciones alias adicionales en GMX. También cuenta con una herramienta de filtros de correo electrónico muy completa, así como protección contra spam y virus.

Los usuarios de GMX pueden usar grauitamente POP3, IMAP y SMTP para usar su correo electrónico GMX desde su cliente de correo electrónico de escritorio, o el cliente de correo electrónico de su smartphone.

En este, hace sólo unos días podría haber comentado los puntos negativos (o no tan positivos) de GMX, relativos a la consulta del correo desde el móvil, pero acaban de lanzar una versión móvil de la web, perfecta para quien quiera consultar su correo (o escribir mensajes) ocasionalmente sin tenerlo permanentemente sincronizado por el teléfono. La aplicación propia de GMX para teléfonos móviles Android no está disponible aún en español (está en alemán por defecto, o en inglés si es el idioma de tu teléfono), pero en realidad esto no es un problema ya que contando con IMAP y SMTP de forma gratuita podemos configurar nuestra cuenta en cualquier cliente de correo electrónico que tengamos en nuestro teléfono, teniendo disponibles las mismas funcionalidades. Por lo que realmente puedo decir que no le encuentro ningún punto negativo a GMX desde el lanzamiento de la versión móvil de la web, ¡son todo ventajas!

Si os ha parecido interesante esto que os cuento, os animo a probarlo. ¡Realmente merece la pena!

Anuncios

Cómo abrir los archivos winmail.dat en cualquier sistema

Es posible que alguna vez hayáis estado en la situación de recibir un mensaje por correo electrónico donde supuestamente hay adjunto un documento, una hoja de cálculo, un PDF o cualquier otro archivo. En cambio, lo que os encontráis es un extraño archivo llamado winmail.dat .

Pues bien, esos archivos son ni más ni menos que archivos codificados en formato TNEF, un formato privativo de correo electrónico usado por Microsoft Outlook y Microsoft Exchange Server para los adjuntos. Como siempre, Microsoft piensa en el bien de sus usuarios (nótese la ironía) en todo momento, y nunca mejor dicho, pues sólo los usuarios de sus clientes de correo electrónico podrán ver estos adjuntos sin más trámite que abrir el respectivo mensaje.

Si usas alguno de estos programas de Microsoft para gestionar tu correo electrónico, lo primero de todo es aconsejarte que lo cambies. Dando por hecho que usas el sistema operativo Windows, te recomiendo encarecidamente Mozilla Thunderbird. Si por cualquier motivo no quieres, haz un favor a los destinatarios de tus mensajes y envíalos en formato de texto plano, ya que los archivos winmail.dat se generan cuando se envían los mensajes con formato de texto enriquecido.

Ahora bien, si eres la víctima de uno de estos mensajes, te explico a continuación las distintas alternativas que tienes para abrirlos.

Mozilla Thunderbird

Tengas el sistema operativo que tengas, si usas este cliente de correo electrónico (algo totalmente recomendado si quieres un cliente de escritorio, excepto su usas GNU/Linux con KDE, por asociaciones de tipos de archivo y demás temas de compatibilidades por ser Gtk) estás de suerte ya que puedes disponer del método más cómodo para leer este tipo de archivos. Al igual que ocurre con Firefox, Thunderbird también dispone de complementos, y uno de ellos consiste en descodificar metadatos y adjuntos incluidos en archivos codificados en TNEF (los dichosos winmail.dat). Se trata de LookOut, y una vez instalado en tu Thunderbird, cuando recibas un mensaje de correo electrónico con un winmail.dat adjunto, además de ese archivo verás los demás adjuntos que contenga, sin necesidad de recurrir a un programa externo.

Microsoft Windows

Existen programas cuyo objeto es simplemente abrir estos archivos. Te recomiendo Winmail Opener por su sencilla interfaz (además, disponible en español), y lo puedes descargar de aquí.

Como nunca está de más tener más alternativas, también está Winmail.dat Reader.

GNU/Linux

Si prefieres abrirlos mediante un programa con interfaz gráfica, dispones del programa KTnef de KDE (aunque se puede instalar en cualquier entorno de escritorio como ya sabrás), y si usas el cliente de correo Evolution, podéis instalar el paquete evolution-plugins-experimental, que incluye varios plugins experimentales, incluyendo lector de archivos tnef. Además, podéis usar cualquiera de los dos programas mencionados para Windows (ambos funcionan bien sobre Wine).

Si lo vuestro es la línea de comandos, instalad el paquete tnef (supongo que estará disponible en los repositorios de cualquier distribución) y en el terminal correpondiente estando en la carpeta donde tengáis guardado el archivo winmail.dat escribid tnef winmail.dat .

Online

Si no queréis instalar ningún programa, existen varias páginas web que podéis usar de igual manera para abrir estos archivos: Winmail.dat Reader Online, MS-TNEF Degenerator y Winmaildat.com .

Android

En estos tiempos no es raro consultar el correo electrónico desde un smartphone, así que para teléfonos Android o con otros sistemas operativos capaces de ejecutar aplicaciones del sistema de Google, también está disponible un lector de archivos winmail.dat : Winmail.dat Extractor .