Archivos Mensuales: noviembre 2012

Instalar plugin Java para navegadores en Linux

Esta entrada será bastante sencilla, ya que no hay más misterio que aclarar un simple detalle que puede ser útil a muchos usuarios de GNU/Linux.

Si venís de usar el sistema Windows (que suele ser lo más frecuente), estaréis acostumbrados a que cuando instaláis la máquina virtual de Java de Oracle (antes Sun) automáticamente se instala en vuestro navegador web un plugin para poder utilizar las aplicaciones java que encontréis en algunas webs. Eran más frecuentes hace unos años, hoy ya no tanto pero siguen estando presentes, y si necesitáis utilizar alguna y no sabéis cómo instalar el plugin será algo molesto.

En el sistema GNU/Linux no se instala la máquina virtual de Oracle, que es privativa, sino que se instala OpenJDK, una alternativa libre a dicha máquina virtual. Es probable que en tu distribución no venga instalado por defecto OpenJDK, y aunque lo instales probablemente tendrás que instalar aparte el plugin de Java para navegadores al no estar marcado como dependencia de OpenJDK (como creo que debería ser, pues esto puede crear confusión en algún usuario que piense que Java en GNU/Linux no funciona en los navegadores).

Este plugin que necesitáis se llama Iced Tea. Simplemente tenéis que buscar e instalar el paquete icedtea-plugin y listo, no hay más misterio (bueno, para usarlo probablemente tendréis que reiniciar vuestro navegador).

Volver a activar los repositorios tras actualizar Ubuntu

Si no estáis acostumbrados a hacer actualizaciones del sistema en Ubuntu (o Kubuntu, Xubuntu o Lubuntu, es lo mismo), o simplemente sois de los que pulsa Aceptar en las ventanas que aparecen en cualquier instalación o actualización, probablemente os habréis encontrado con que algún programa que tuvierais instalado desde un repositorio externo (básicamente los PPAs) no se actualiza tras actualizar el sistema a una nueva versión.

Eso ocurre porque, al iniciar la actualización del sistema, se desactivan los orígenes de terceros, para que no haya conflictos de paquetes ni errores durante la actualización. Una ventana nos indica eso mismo, así como que una vez terminado el proceso de actualización podemos volver a activar los repositorios desactivados.

Volverlos a activar es muy sencillo, la cuestión es acordarse de hacerlo. Hay que abrir la herramienta Orígenes del software, para lo que existen diferentes maneras. En Ubuntu/Xubuntu/Lubuntu:
-Abrir el Centro de Software de Ubuntu, en la barra de menú pulsar en Editar y luego en la opción Orígenes del software.
-Abrir el Gestor de actualizaciones, pulsar en el botón Configuración en la parte inferior izquierda de la ventana.
-Abrir el Gestor de paquetes Synaptic (no viene instalado por defecto en Ubuntu pero es de instalación casi obligatoria), en la barra de menú pulsar en Configuración y a continuación en la opción Repositorios.

En Kubuntu, simplemente abrid cualquier interfaz de Muon (Gestor de paquetes, Gestor de actualizaciones o Centro de software), en la barra de menú pulsar Preferencias y después en la opción Configurar las fuentes del software.

En algún momento de este proceso el sistema os pedirá, como es normal, vuestra clave de administrador o superusuario. Una vez abierta la ventana Orígenes del software tenéis que abrir la pestaña Otro software, donde podéis ver los repositorios que tenéis en vuestro sistema. Delante de los repositorios desactivados durante la actualización tenéis un comentario indicándoos esto mismo, por lo que sólo tenéis que marcar el cuadrado a la izquierda de los mismos. Normalmente por la dirección del repositorio podéis identificar de qué aplicación o aplicaciones es. Si queréis quitar el comentario de “(desactivado en la actualización…)” podéis ir seleccionando los distintos repositorios (hay que hacerlo uno por uno), pulsando Editar… y borrando el comentario. Una vez hecho eso, sólo tenéis que pulsar en Cerrar y la próxima vez que se busquen actualizaciones se buscarán también en dichos repositorios. Espero que os haya servido de ayuda.