¿Tiene sentido el nacionalismo?

Esta es mi primera entrada sobre algún tema sociopolítico. Sé que es un tema delicado y por el que mucha gente se sulfura. Realmente no sé qué reacciones desencadenará esta entrada, ya ni voy a tomar partido por ninguno de los dos grupos mayoritarios que se suelen dar en un “proceso nacionalista” ni voy a dar ningún tipo de cátedra sobre el tema. Simplemente daré unas pinceladas sobre mi opinión y recopilaré múltiples citas interesantes sobre el tema que espero que inviten a la reflexión.

Seguramente todos nos habremos dado cuenta de los cambios drásticos que ha sufrido la vida en los últimos años, unos para bien, otros para mal. Uno de los principales factores que han desencadenado estos cambios es la globalización, y no sólo la económica, sino también cultural y política. Existen organismos multinacionales que controlan en cierto modo (o sirven para consensuar, mejor dicho) decisiones de los países que las integran. Hablamos de decisiones políticas, militares, económicas… Incluso de la creación normas jurídicas comunes para los estados. La Unión Europea es el ejemplo más claro de todos, aunque existen muchas otras organizaciones, como la OTAN, la ONU y muchas más. La tendencia es unificar economía, leyes, política exterior… No nos extrañe que en un futuro no muy lejano se unifiquen poco a poco gobiernos pasando a ser los países existentes hoy en día meras autonomías. Gracias a los diversos medios de comunicación hoy en día, la cultura es intercambiada entre todas las partes del mundo sin dificultad alguna. Las películas, canciones o libros de mayor repercusión son consumidos igualmente en todas partes del mundo. Igual ocurre con la gastronomía, aunque se han exportado especialmente determinadas especialidades gastronómicas, podemos disfrutar de diferentes cocinas del mundo sin alejarnos mucho de casa. También podemos ver por nuestras ciudades, debido a la migración, a gente de países extranjeros y razas muy diferentes a la nuestra. La globalización es un proceso que aún continúa creciendo, y al que le queda mucho por llegar a su “límite”. Incluso podría cambiar el modelo económico implantado casi globalmente (¿quién sabe? Torres más grandes han caído), pero la unificación y la multiculturalidad es muy difícil, casi imposible, que sean detenidas.

Realmente, ¿de qué vale que exista una frontera más? Es una barrera en muchos aspectos, para los que hay a ambos lados de la misma. ¿De qué vale que en tu documento de identidad cambien unas letras por otras? Si te sientes orgulloso de donde has nacido es algo estupendo, pero deja de ser estupendo en el momento en que se convierte en odio hacia los demás y en sentimiento de superioridad (y esto no lo admitirán los afectados pero realmente es así). Y todo, ¿para qué? ¿Qué se gana realmente? Igualmente, ¿por qué despierta tanto rechazo que haya personas que quieran independizarse del país del que sientes que formas parte si eso no te afecta? El fin de su propósito es absurdo pero, ¿debes odiar o rechazar por eso? ¿Todos deben pertenecer a lo que tú quieres pertenecer? ¿Qué ganas con eso? Son dos puntos de vista del nacionalismo que, para mí, no tienen sentido.

El nacionalismo, ese sentimiento que tanta sangre ha vertido y desgracias ha sembrado.

“El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.”
Albert Einstein

“El nacionalismo es un invento de la burguesía para dividir al proletariado.”
Karl Marx

“El nacionalista cree que el lugar donde nació es el mejor lugar del mundo; y eso no es cierto. El patriota cree que el lugar donde nació se merece todo el amor del mundo; y eso sí es cierto.”
Camilo Jose Cela

“El nacionalismo es el hambre de poder templada por el autoengaño.”
José Ortega y Gasset

“[…] Claro que es una enfermedad; en la práctica, un rechazo del otro porque es la aspiración completamente utópica de ir hacia sociedades racial, religiosa o ideológicamente homogéneas. Y eso no es democrático y, además, no es realista, porque todas las sociedades han evolucionado y se han diversificado extraordinariamente, que es lo que la globalización significa, un fenómeno del que nadie puede apartarse”. “El nacionalismo es una aberración, es la cultura de los incultos.”
Mario Vargas Llosa

“Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.”
Albert Camus

“Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero.”
Charles de Gaulle

“De todos los ismos políticos de la historia, el más marcado tal vez sea el nacionalismo, […] En su nombre se ha vertido más sangre que en el de cualquier otra causa salvo la religión. Los demagogos han incitado durante siglos a turbas fanáticas culpando de todos sus problemas a algún grupo étnico de los alrededores”.
George M. Taber, colaborador de la revista Time.

“El nacionalismo no es más que un eslogan de etapa para imponer la identidad de los grupos sociales, pero no es valioso como objetivo último. La humanidad es la mejor opción para el hombre.”
Malika Assimi, político marroquí

“Las identidades sólo son homogéneas en la comunidades inventadas. En las reales existe una saludable diversidad, mal que les pese a algunos.”
Juan Pablo Fusi , escritor.

“El nacionalismo es algo intrínsecamente malo por dos motivos. Primero por creer que unas personas son, por su pertenencia a un grupo, mejores que otras. Segundo, porque cuando el problema es el otro, la solución implícita de este problema siempre será el otro.”
Ryszard Kapuściński

“Los más excitados son un invento de las clases medias. Un burgués aspira a diferenciarse en cuanto logra dinero suficiente. El nacionalismo de izquierdas nunca es auténtico; se trata de una contradicción en los términos: los de antes y los de ahora. La idea de la distinción “nacional” no es más que una especie de corona que algunos nuevos ricos aspiran a ceñirse porque piensan haberla merecido. De ahí que los terroristas sean precisamente los peores hijos de esa burguesía, que se han salido de madre. Y quieren arrebatar por la fuerza, no saben bien por qué ni cómo, lo que sus padres creen haber merecido o creen poder comprar. Dado que se consideran superiores a aquéllos de quienes desean separarse. En el fondo, los nacionalismos son movimientos propios de advenedizos. Es decir, de inseguros.”
Antonio Gala

“Desde el punto de vista intelectual, el nacionalismo no tiene ni media torta […] es un pensamiento desvertebrado, lleno de costuras y con supuestos absolutamente cochambrosos”. “Frente a los nacionalismos existe cierta cobardía a la hora de discrepar dentro de la sociedad”.
Félix Ovejero, profesor de la Universidad de Barcelona

“El nacionalismo… se parece al alcohol barato. Primero te emborracha, después te ciega, y después te mata”.
Daniel Fried, diplomático estadounidense, Secretario Adjunto de Asuntos Europeos y Eurasiáticos.

“El nacionalismo sólo permite afirmaciones y, toda doctrina que descarte la duda, la negación, es una forma de fanatismo y estupidez.”
Jorge Luis Borges

“Detrás de las ideologías están Hobbes, Marx, Locke. Detrás de los nacionalistas no hay nada: sólo el vacío más absoluto.”
“Los nacionalistas apuntalan primero un hecho diferencial, para luego construir la soberanía sobre el mismo. Cuando no existe esa identidad, se la inventan.”
Félix Ovejero

“El nacionalismo es una ideología antidemocrática, no existe el nacionalismo democrático”.
“El nacionalismo está basado en una idea simple: yo llegué antes que tú y, por tanto, tengo más derechos que tú”.
Arcadi Espada

“El sistema mental de un nacionalista no va más allá de la dicotomía maniquea entre un «nosotros» y un «ellos». Y sobra decir quiénes son aquí los buenos y quiénes los malos.”
Xavier Pericay, escritor español.

“La lucha nacionalista es un atraso, el futuro del mundo son las estrellas.”
Juan José Benítez

“Los nacionalismos surgen del resentimiento.”
Gustavo Bueno

“[…] El europeo no puede vivir a no ser que se embarque en una empresa unificadora (…) Los nacionalismos no son nada, sólo una manía, un pretexto para escapar de la necesidad de inventar algo nuevo, alguna gran empresa. Sus metodos primitivos de acción y el tipo de hombres que lo lideran revelan que es lo opuesto a la creación histórica. Sólo la determinación de construir un gran grupo de personas del continente daría nueva vida a los pulsos de Europa. Se empezaria a creer en ella de nuevo. […]” (La Rebelión de las Masas, 1929)
George Orwell

Anuncios

Publicado el 20 septiembre, 2012 en Otros y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta (procurando aportar algo, tener educación y sin trollear)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: