Archivo del sitio

Instalar plugin Java para navegadores en Linux

Esta entrada será bastante sencilla, ya que no hay más misterio que aclarar un simple detalle que puede ser útil a muchos usuarios de GNU/Linux.

Si venís de usar el sistema Windows (que suele ser lo más frecuente), estaréis acostumbrados a que cuando instaláis la máquina virtual de Java de Oracle (antes Sun) automáticamente se instala en vuestro navegador web un plugin para poder utilizar las aplicaciones java que encontréis en algunas webs. Eran más frecuentes hace unos años, hoy ya no tanto pero siguen estando presentes, y si necesitáis utilizar alguna y no sabéis cómo instalar el plugin será algo molesto.

En el sistema GNU/Linux no se instala la máquina virtual de Oracle, que es privativa, sino que se instala OpenJDK, una alternativa libre a dicha máquina virtual. Es probable que en tu distribución no venga instalado por defecto OpenJDK, y aunque lo instales probablemente tendrás que instalar aparte el plugin de Java para navegadores al no estar marcado como dependencia de OpenJDK (como creo que debería ser, pues esto puede crear confusión en algún usuario que piense que Java en GNU/Linux no funciona en los navegadores).

Este plugin que necesitáis se llama Iced Tea. Simplemente tenéis que buscar e instalar el paquete icedtea-plugin y listo, no hay más misterio (bueno, para usarlo probablemente tendréis que reiniciar vuestro navegador).

GMX Mail, un servicio de webmail a tener muy en cuenta

Actualmente, existen tres servicios de webmail que son los que usan la gran mayoría de los usuarios. Se trata de Yahoo Mail, Gmail y Hotmail/Outlook. Aquí tenéis disponible una comparación de los principales servicios de webmail. La verdad es que los tres ofrecen, en mayor o menor medida, un buen servicio, pero tienen sus defectos y que sean los más populares no quiere decir que sean los mejores.

De entre los tres, el que más recomendaría es Yahoo Mail. Tiene almacenamiento ilimitado, POP3, IMAP y SMTP gratuitos, interfaz agradable… Las únicas pegas que le pondría es que sólo ofrece 25 Mb para archivos adjuntos por mensaje (que es lo mismo que Gmail y Hotmail/Outlook, por otra parte) y que si intentas accedes con un navegador poco popular (por ejemplo, Qupzilla) tienes que usar la versión antigua de Yahoo Mail. Ningún defecto importante, la verdad es que mi valoración es bastante buena.

Sobre Hotmail/Outlook (para quien esté perdido, se ha llamado toda la vida Hotmail pero ahora lo han rediseñado al estilo Metro de Windows 8 y lo han renombrado a Outlook, que pronto sustituirá completamente a Hotmail), es el servicio que he usado durante muchos años, y no está mal, pero procuro huir lo máximo posible de cualquier cosa que venga de Microsoft. Además, el diseño de Outlook, aunque no es feo, no me termina de convencer por su estilo minimalista. Un defecto importante es que no ofrece IMAP de manera gratuita.

GMail es el que sale peor parado, y nunca entenderé por qué está en auge y tan de moda. Ofrece algo distinto en el sentido de que agrupa los mensajes por conversaciones, lo que puede ser útil para ciertas cosas (sin pasarse tampoco, que de toda la vida las respuestas a los mensajes de correo electrónico han incluído los mensajes anteriores), pero estás sirviendo en bandeja a Google tus mensajes de correo electrónico para que escaneen y almacenen toda la información que contengan. Supuestamente es por tu bien, para ofrecerte publicidad que te interese, pero a mí particularmente no me interesa ningún tipo de publicidad ni quiero que nadie más que los destinatarios de mis mensajes tengan acceso a ellos. Además, GMail no ofrece almacenamiento ilimitado (“sólo” 10 Gb) y la interfaz es fea para mi gusto.

Dicho esto, Yahoo Mail sería una opción muy buena para usar como correo electrónico, pero, como dije antes, no por ello es la mejor.

GMX es el servicio de webmail de United Internet, empresa alemana cuyo servicio más popular sea probablemente 1&1, para crear páginas web fácilmente. Existen dos servicios GMX: uno es el alemán, bastante usado tradicionalmente en su país, aunque con prestaciones más limitadas (supongo que al no necesitar captar a la mayoría de los usarios no ofrecen más de lo necesario); y otro es el internacional, que cuenta con varios dominios (.com, .es, .fr, .co.uk, etc.) y soporte a tres idiomas (inglés, español y francés). El servicio Mail.com fue también adquirido por GMX.

GMX ofrece almacenamiento ilimitado de mensajes, el doble de tamaño para archivos adjuntos que los demás servicios comentados (50 Mb por mensaje), y además ofrece un servicio de almacenamiento en la nube de 2 Gb de forma gratuita.

El webmail de GMX utiliza la interfaz libre Qooxdoo, cuyo funcionamiento es bastante similar a la de los clientes de escritorio de correo electrónico y, la verdad, es que es bastante cómoda, funcional y personalizable. Además, con GMX no tienes que temer por tu privacidad ya que sólo tú y tus destinatarios tendrán acceso a tus mensajes.

GMX dispone de un recolector de correos muy útil para recibir en tu cuenta GMX mensajes de otras cuentas externas de correo electrónico y puedes crear hasta 10 direcciones alias adicionales en GMX. También cuenta con una herramienta de filtros de correo electrónico muy completa, así como protección contra spam y virus.

Los usuarios de GMX pueden usar grauitamente POP3, IMAP y SMTP para usar su correo electrónico GMX desde su cliente de correo electrónico de escritorio, o el cliente de correo electrónico de su smartphone.

En este, hace sólo unos días podría haber comentado los puntos negativos (o no tan positivos) de GMX, relativos a la consulta del correo desde el móvil, pero acaban de lanzar una versión móvil de la web, perfecta para quien quiera consultar su correo (o escribir mensajes) ocasionalmente sin tenerlo permanentemente sincronizado por el teléfono. La aplicación propia de GMX para teléfonos móviles Android no está disponible aún en español (está en alemán por defecto, o en inglés si es el idioma de tu teléfono), pero en realidad esto no es un problema ya que contando con IMAP y SMTP de forma gratuita podemos configurar nuestra cuenta en cualquier cliente de correo electrónico que tengamos en nuestro teléfono, teniendo disponibles las mismas funcionalidades. Por lo que realmente puedo decir que no le encuentro ningún punto negativo a GMX desde el lanzamiento de la versión móvil de la web, ¡son todo ventajas!

Si os ha parecido interesante esto que os cuento, os animo a probarlo. ¡Realmente merece la pena!

¿Qué es el software libre?

Creo que hay demasiada gente que no conoce el software libre. Yo mismo hace unos años (tampoco tantos realmente) no sabía que existían diferencias entre el software gratuito o freeware y entre el software libre (cuando leía que un programa era gratuito y GPL no tenía ni idea de qué significaban estas siglas), y desgraciadamente esa es la realidad de la mayoría de las personas hoy en día. Digo desgraciadamente porque la informática se ha convertido desde hace un tiempo en un ámbito indispensable en nuestras vidas, y está presente en muchísimas facetas de las mismas. Las personas, los usuarios de software, deberían estar más informadas sobre un aspecto de tanta magnitud para conocer, al menos un poco, qué es y cómo funciona lo que tienen instalado en sus equipos informáticos (y también qué servicios de internet utilizan, pero ese es otro tema). Pero la pasividad y el desinterés son lo que predomina en este caso.

Pues bien, para tratar de solucionar esto, existe un vídeo (grabado para FLISOL, el mayor evento de difusión del software libre en España e Hispanoamérica, en su edición del año 2.009) muy ilustrativo (aunque poco conocido) donde Richard Stallman explica en un perfecto español cuales son los fundamentos y ventajas del software libre, a la vez que señala las diferencias existentes entre este y el software privativo. La verdad es que es una magnífica explicación, las explicaciones son muy completas y todo lo que dice siempre aporta algo nuevo, nunca se repite.
Antes de dejaros con el vídeo (con una duración total de 28:30, pero no se hacen largos) os dejo una chuleta para que no os perdáis con las cuatro libertades existentes en el software libre:

-Libertad 0: Ejecutar el programa como quieras.
-Libertad 1: Estudiar y cambiar el código fuente del programa.
-Libertad 2: Hacer y distribuir a los demás copias exactas del programa.
-Libertad 3: Hacer y distribuir a los demás copias de versiones modificadas del programa.

Como podéis ver, el software gratuito puede ser privativo (no libre) y el software de pago puede ser libre. Las diferencias residen en otros aspectos más importantes.

Richard Stallman, como creador de GNU (una de las aportaciones de software más importantes de la historia de la informática) y del software libre (increíble aportación no sólo al mundo de la informática sino también a la sociedad en sí) cuenta con mi más profundo respeto y admiración, aunque personalmente no estoy de acuerdo con él en ciertos aspectos en los que considero que es demasiado radical. Para él, usar software privativo, aunque sea en una cantidad ínfima ya es condenable. Yo creo que no es lo ideal, pero hoy por hoy casi todos no podemos pasar sin ciertos codecs privativos (para reproducir contenido multimedia), el Flash Player (esto no tardará muchos años en cambiar) o drivers privativos para ciertos dispositivos de hardware, y mientras no existan alternativas libres suficientemente estandarizadas no utilizar estos componentes de software privativo mermaría drásticamente las funcionalidades de nuestro equipo informático. En mi caso, creo que utilizar un 0,5% de software privativo en mi sistema es “perdonable”.

Aprovecho la ocasión para dejaros una y dos interesantes entrevistas de Richard Stallman en español.

Como extra, os dejo otro interesante vídeo. No abarca todas las perspectivas del tema pero es igualmente interesante:

lprinter-qt: Imprimir desde el menú contextual en Dolphin

Al final me veo escribiendo en el foro casi exclusivamente truquillos o recomendaciones sobre software, pero bueno, al menos comparto información que puede ser de utilidad a otros usuarios, especialmente porque el software que uso (el 99% del tiempo) es software para GNU/Linux, y no hay tanta información por Internet. La hay, pero si ayudo a que esté más a mano para la comunidad, mejor, especialmente para novatos que necesiten ayuda. Yo no soy ningún experto, pero si puedo aportar mi pequeño grano de arena lo haré, ya que de eso se trata la filosofía del software libre, de aportar cada uno lo que pueda y entre todos mejorar nuestra informática o el provecho que sacamos de ella.

Concretamente soy amante del entorno de escritorio KDE. Cuando me inicié en Linux, busqué información sobre las distintas opciones que había y cual se adaptaba más a mis gustos y a mis necesidades. Había visto correr Gnome 2 (en Ubuntu), pero en cuanto vi una captura de un escritorio KDE se produjo el “flechazo” y desde ese mismo momento empecé a usar distribuciones que usan KDE. Empecé con Kubuntu, por aquello de que es de la familia Ubuntu y supuestamente es lo más recomendable para principiantes. Lo usé por un tiempo y estuve relativamente contento pese a algunas incomodidades propias de la dejadez con la que Canonical trataba a esta distribución, siempre secundaria ante Ubuntu a sus ojos. Pero hace unos meses, una actualización de versión se cargó varios programas que tenía instalados desde fuera de los repositorios y empezó a darme varios problemas, eso cuando al fin pude actualizar porque durante varios días me estuvo dando error la actualización. Fue la gota que colmó el vaso; me pasé a Chakra. He tenido mis desventuras, propias de haber realizado una instalación mínima donde faltan muchos paquetes, y al tener conocimientos limitados no doy con la tecla para ciertas cosas (como compartir una impresora, que espero que se solucionen cuando reinstale la versión completa), pero disfruto mucho de mi sistema Qt limpio de librerías Gtk y con mi LibreOffice portado a Qt (y cuento las horas para tener Firefox-Qt). Ahora estoy empezando con OpenSuse, ya que he conseguido que en el trabajo migren a Linux (sí, ahí en plan evangelizador… xD ). Y en su día quise probar Mandriva pero me cargué el Grub y la tabla de particiones y se me quitaron las ganas de probarla. Pero bueno…

Tras este rollo patatero, vamos a lo que vamos. En el trabajo se usa mucho una opción de Window$ que se trata de, desde el explorador de archivos, hacer click en uno o varios archivos imprimibles (documentos, imágenes…) e imprimirlos directamente (por la impresora predeterminada) sin abrir cada archivo e imprimirlos uno a uno. En Dolphin, el explorador de archivos de KDE, no existe esa opción por defecto, pero tras una rápida investigación he encontrado una utilidad muy útil (valga la redundancia) con la que puedes realizar esta función, e incluso, por lo que se ve, ir añadiendo archivos a la cola de impresión y mandar a imprimir toda la cola de archivos en el momento que quieras.

Esta utilidad se llama lprinter-qt, y es obra de nowardev. La última versión en el día que escribo esto es la 0.5.2.

Aquí tienes la página de la aplicación en KDE-Apps. Para instalar lprinter-qt, abre las preferencias de Dolphin, y en la sección Servicios, haz click en Descargar nuevos servicios, escribe lprinter-qt en el campo Buscar, haz click en instalar y, voilá! Selecciona los archivos imprimibles que quieras y tendrás estas opciones tras hacer click con el botón derecho del ratón:

En el caso de que quieras desintalarlo, sigue los mismos pasos pero haz click en el botón Desinstalar, que aparecerá en lugar del de Instalar.

¡Espero que os sirva!